Por cuestiones de la vida vivo en Francia, donde el concepto de moda infantil es muy diferente al concepto español.
Aquí os contaré mis aventuras y desventuras para poder vestir a mi bebé de forma clásica.

miércoles, 13 de junio de 2012

¡¡Dios le da pan a quien no tiene dientes!!

Ainsssss, que Dios me perdone, que no quiero ser mala, que admito todas las tendencias, estilos y querencias pero lo cierto es que, a veces,... ¡¡¡Dios le da pan a quien no tiene dientes!!!

Y es que el sábado nos fuimos a Alemania a hacer la compra. Como os dije estamos pegaditos a ellos. Cruzas el rio Rhin (Rhein en alemán) en 5 minutos y ya estás diciendo Guten morgen o Gute nacht. Hacemos la compra allí porque es más barato que en Francia, ¡¡¡e incluso que en España!!! Es curioso, porque su renta per capita es más alta y sin embargo el precio de los productos es más bajo. Pero bueno, este tema nos daría para otra entrada.

Si los franceses no saben vestir a los niños, no os quiero contar los alemanes. Ni a los niños, ni, a veces, a ellos mismos (que me perdone la Merkel, pero es así). A veces te dan ganas de pedir de rodillas que te arranquen los ojos para no seguir sufriendo ante lo que estás viendo.

Bueno, pues volviendo al tema que te quema, estábamos en nuestro momento compril de supermercado entre puerros y lechugas (y tiro porque me toca), completamente exento de cualquier ápice de glamour, cuando veo a una chica muy mona toda ella. Iba muy bien pintadita, su pelo de peluquería, su manicura francesa (sí, hice de Sherlock Holmes y en un momento fiché todos los detalles)... y, de repente, ¡¡¡un bolso LANCEL!!!

Chicas, no sé si conocéis esa firma. Yo no la conocía hasta que llegué a Francia y tiene unos diseños... puf, puf, puf, sobre todo los de Brigitte Bardot, pero claro, a unos precios prohibitivos. Yo, cada Navidad, cada cumpleaños, cada aniversario, suspiro por uno de ellos, pero luego me da dolor de corazón pedírselo a mi marido como regalo, puesto que a fin de cuentas es sólo un bolso. Me quedo en el escaparate buscando el más sencillo, con menos florituras, a ver si ése cuesta un poco menos, pero nada, no bajan de los 700 euros. Y tienen modelos para volverte loca, para combinar con cualquier color.

Tan blanquito, para que lo coja el niño con
sus manos sucias... 720 euros.



¿A que me veis en Saint Tropez con él? 790 euros.


Un básico que va con todo. 890 euros.


Más hippie-chic. A tirar la casa por la ventana. 1.350 euros.

Rosa forever. 720 euros. Snif, snif.


Tengo unos zapatos que le irían al pelo. 890 euros.


Tan emocionada estaba yo al ver uno de esos bolsos fuera del escaparate que no deparé en su carrito de la compra. Al volver en mí observé con gran estupor un maxicosi dentro del carrito del que sobresalían unos pies ¡¡¡con unas zapatillas blancas de deporte!!! No puede ser, no puede ser. Me acerqué un poco más para poder observar a esa criatura, y no puedo describiros lo que ví porque sólo recordarlo me entran escalofríos. ¿Cómo puedes salir tú, madre divina, con ese atuendo, tan estupenda, y luego llevar al niño con esas pintas, que era un insulto al buen gusto y al equilibrio cromático? Ganas me dieron de darle un tirón del bolso y decirle: "cuando aprendas a llevarlo, te lo devuelvo. No te lo mereces".

Hay cosas en la vida que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, Master Card... o un marido rico (aunque llegamos un poco tarde para esto último).

Á bientôt.

16 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Como se borra lo q esta publicado? !! Q horror !!! Q de faltas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre ya esta, haz el favor de soltar el teléfono y escribir desde el ordenador como cualquier ciudadano de a pie.
      Besos

      Eliminar
  3. jajajaajajajj Helena, me encantan tus entradas...mientras las leo me las imagino y no sabes lo que me rio!!!
    La hubieras castigado y te lo hiubieras llevado, hasta que aprenda....pobrecillo hijo!!! :)

    Me gusta el azulón, el beig y el rosa...monisimos!! Pero el precio no es tan bonito...

    Un besoteee enorme

    ResponderEliminar
  4. Helena tus entradas son muy divertidas!!! Los bolsos ideales... pero 700 vamos a tener que suspirar por ellos... La verdad es que los alemanes, franceses... tienen otro concepto (o no lo tienen) de la ropa infantil... porque madre mía!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  5. JAJAJAJ...Helena gracias por quedarte en mi saloncito..será un placer ponerte un cafelito de vez en cuando..que me he reido con este post, me encanta!!! sobre todo que le quitaras el bolso y cuando aprendiera a llevarlo se lo devuelves..jejeje..que bolsos más ideales..Yo también me quedo por aqui encantada de la vida..

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Qué bolsos, por Dios!!!! Y es verdad que hay muchas madres que van divinas y a sus hijos los llevan.... fíjate si no en la mayoría de las "celebrities", jeje. Besos, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, te echaba de menos por aquí. Me alegro de verte.
      Un besazo

      Eliminar
  7. ¡¡¡El rosa, el rosa, uf, uf, uf,pero que precio uf, uf, uf!!!
    Nada déjala que presuma de bolso y tu presume de niño, que parece ser que lo difícil por esos lares es esto último, pues no tienen ni idea de por donde empezar.

    ResponderEliminar
  8. OIOIOIOI, los bolsos a mí me gustan tooooooooooodos, y lo de las madres, ainsss, vistiendo a los niños, pero como dice Elena por esos lares poco, poco poco.

    ResponderEliminar
  9. por cierto.... tu estas segura de que era bueno?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que si,que si, que era verdadero verdadero, que estos blosos no son tan fáciles de imitar como los gucci o los Carolina Herrera. y además ahora que me doy cuanta, aqui no hay top manta de ese.
      besos

      Eliminar
  10. JAJAJA....muy bueno lo de "cuando aprendas a llevarlo, te lo devuelvo. No te lo mereces".
    pues si, a veces ves cada cosa...yo entiendo que no a todo el mundo le guste vestir clásico al niño pero de ahí a ver bebes vestidos como si el enemigo hubiera pasado por su casa hay un mundo!

    Yo le hubiera arramplado el bolso....así! by de face! jajaja

    beso chica!

    ResponderEliminar
  11. jjjjj me parto!!! Le tenías que dar el tirón y decir justo lo que pensabas. No sin antes remitirle a tu blog para que aprendería un poco de estilo jajajajaja. Bueno al final seguro que ella piensa exactamente igual de los estilismos de nuestros niños que nosotras de los suyos. pero en fin.
    Los bolsos son mi perdición ... y el que la sigue la consigue jajajajaaj

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, qué bueno, yo que vivo en una ciudad tomada por los guiris los 365 días del año lo flipo por como van ellos y los niños, da la impresión que se ponen lo primero que pillan sin complicarse la vida, pero creo que los holandeses, desde mi punto de vista, se llevan la palma. Besos. Inma

    ResponderEliminar
  13. Jajajaj!!!! Me parto de risa leyendo tu blog! Que gracia!!!
    Esq pobres criaturas!!!! Encima si sólo fuesen los colores... pero yo cada vez que veo a un bebé de 1 o 2 meses con vaqueros me da hasta dolor!!!!! No deben poder ni moverse un milímetro!!!!!!
    Por cierto los bolsos no los conocía y son muy muy bonitos, aunque se me escapan del presupuesto, jejej!!! con 700 euros puedo comprar tantos Kaulis, Ninis, Marquesitos,etc... Ay!!! todo no se puede tener!
    Besitos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar